El Templo

Desconocemos documentalmente el momento exacto en que comienza la construcción del templo parroquial. Tenemos noticias ciertas de su existencia el año 1100, como centro religioso y también defensivo del Burgo Nuevo o Población de San Nicolás, el tercero de los núcleos medievales de Pamplona, tras la Navarrería y San Cernin.


Durante la Edad Media fueron frecuentes los enfrentamientos entre los tres burgos pamploneses. El año 1222, los de San Cernin quemaron la iglesia de San Nicolás, que sería reconstruida y consagrada el día de Santa Cecilia de 1231, bajo el reinado de Sancho VII el Fuerte, en un periodo de gran auge constructivo en Navarra. De nuevo en 1276 sufrió graves daños en la fábrica, durante la denominada guerra de la Navarrería. 


A lo largo de los siglos XIII y XIV se construye la torre que hoy conocemos, aunque recortada en altura poco después de la invasión de Asparrot en 1521, junto con otras torres hoy desaparecidas; estas torres reforzaron su aspecto de fortaleza defensiva, por su situación junto al muro exterior de la ciudad. El otorgamiento del Privilegio de la Unión por el rey Carlos III el Noble en 1423, que trajo la unión de los tres Burgos medievales, acabó con las disputas internas y supuso un nuevo impulso en la arquitectura de San Nicolás, en el momento en el que se construía la actual catedral gótica de Pamplona.

image86

Exterior

Torre

image87

Situada en la esquina formada por la calle San Miguel y la plaza de San Nicolás, se contempla la gran torre almenada de época medieval, reforzada entre 1340 y 1346 y parcialmente destruida en el primer tercio del siglo XVI. Sobre la impresionante sillería medieval se levantó en el siglo XVIII el actual campanario de ladrillo, coronado por un templete abierto, añadido en el siglo XIX. Por último, la intervención historicista realizada por el arquitecto José Martínez de Ubago entre 1924 y 1925, le añadió el coronamiento de matacanes que nos recuerda su aspecto guerrero y medieval. 

Puerta de Sarasate

image88

Construida por el mismo arquitecto en 1889, para facilitar una nueva entrada al templo desde el recién urbanizado Paseo de Valencia, hoy llamado de Sarasate. El frontis, realizado en piedra, consta de un gran arco apuntado al que enmarcan dobles columnas que dan paso al cuerpo de remate, presidido por un relieve con la figura de San Nicolás. A través de este arco se desciende a un pórtico cubierto por una bóveda de crucería. La fachada exterior remata en la parte superior, correspondiente al lado sur del crucero, en una secuencia de cinco ventanales, con remate de medio punto, terminados en 1902. 

Portada de la plaza

image89

También de comienzos del siglo XIII, con arco apuntado con dos arquivoltas, que se apoyan en capiteles muy sencillos de decoración vegetal, sobre columnas lisas con basamentos cuadrados. 

Casa parroquial

image90

 También obra de Goicoechea, sigue el mismo estilo neomedieval, con cuerpo de ladrillo y alternancia de ventanas de medio punto y ojivales. Destaca, en el inicio de la calle San Miguel, la representación en piedra del sello del documento de partición entre el burgo de San Cernin y la población de San Nicolás.

Interior

Interior

image91

El aspecto que hoy presenta el interior, completamente restaurado en dos fases (1982-1986 y 2001), corresponde a una construcción de comienzos del siglo XIII, en estilo románico tardío, tan en auge entonces en Navarra, aunque la cabecera así como las bóvedas de la nave central y del crucero, son de estilo gótico, levantadas entre 1387 y 1425, bajo el reinado de Carlos III.

Sepulturas

image92

 El templo conserva el viejo suelo de madera de roble, de mediados del siglo XVIII, con las sepulturas numeradas, aunque en la actualidad ya no contienen restos; destacan al pie del altar las que contienen los escudos de armas de varias familias nobles pertenecientes a la parroquia, como los Apezteguía-Barberena, Saralegui, Vidarte-Mendinueta y en piedra (junto a la puerta de la sacristía) la delos Echalaz, de 1677. 

Presbiterio

image93

Preside el templo un magnífico Crucificado de tipología gótica, del siglo XV, cuyo rostro transmite serenidad, enmarcado con detalles ornamentales de un retablo del siglo XVIII. Debajo del mismo se han colocado nueve sitiales provenientes de la antigua sillería del coro, realizada en el siglo XVIII, en estilo rococó. En el respaldo del sitial del centro presenta la imagen de la Inmaculada. 

Talla de San Nicolás

image94

Suspendida en el pilar de la Epístola aparece la imagen renacentista de San Nicolás, talla del segundo tercio del siglo XVI, procedente del antiguo retablo mayor, al que se representa sentado en su sede episcopal, en actitud de bendecir, con los tres jóvenes en un cubo, salvados por su intercesión, a sus pies. 

Sacerdotes y disponibilidad